El lenguaje alienígena y los humanos, El lenguaje humano y los chimpancés

El mono puede ver las escrituras en un libro pero no puede leer, ni tampoco puede aprender a leer para que pueda recitar el contenido, el ser humano si puede. (Daniel 12:10, Apocalipsis 22:11)

Evangelio de Felipe 56. Un ciego y un vidente —si ambos se encuentran a oscuras— no se distinguen uno de otro; mas cuando llegue la luz, el vidente verá la luz, mientras que el ciego permanecerá en la oscuridad.

Cuando los seres humanos conversan entre sí y unos chimpancés escuchan la conversación, los chimpancés son incapaces de comprender lo que escuchan, no solo eso, los chimpancés son incapaces de ser educados para poder entender la conversación entre los seres humanos.

Los chimpancés no entenderán, aunque ellos escuchen la conversación, o la miren (escrita)

Lenguaje alienígena y los humanos:

Si seres alienígenas superiores a los seres humanos tuviesen una conversación aún delante de los seres humanos, los seres los humanos tampoco podrían entenderla  aunque escuchen la conversación o la miren (escrita).


Mateo 13:13 Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden.
14 De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo:

    De oído oiréis, y no entenderéis;

    Y viendo veréis, y no percibiréis.
15 Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado,

Y con los oídos oyen pesadamente,

Y han cerrado sus ojos;

Para que no vean con los ojos,

Y oigan con los oídos,

Y con el corazón entiendan,

Y se conviertan,

Y yo los sane.


Daniel 12:10 Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.
Apocalipsis 14:1  Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente.

2 Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas.

3 Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra.

Salmos 118:19 Abridme las puertas de la justicia;

Entraré por ellas, alabaré a JAH.


20 Esta es puerta de Jehová;

Por ella entrarán los justos.


21 Te alabaré porque me has oído,

me fuiste por salvación.


22 La piedra que desecharon los edificadores

Ha venido a ser cabeza del ángulo.

23 De parte de Jehová es esto,

Y es cosa maravillosa a nuestros ojos.

(Los justos ven,

los demás son como los habitantes de Sodoma

al final de sus días: ciegos, y no pueden entrar por la puerta que Lot, el justo, cerró con la ayuda de los ángeles de Dios)

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s